Estambul: ¡Las llamadas que sacuden el alma!

Actualizado: 11 oct




DICE RAFA:

"Hola Aquí en Estambul en un hotel boutique en el barrio Viejo de Estambul. Desde mi habitación veo la iglesia/ mezquita de Santa Sofía.


No habíamos comido nada y fuimos a comer shish kebab. Riquísimo. Después a dar una vuelta ligera por El Golden Horn que se une con el Bósforo. De un lado Europa y del otro Asia.





En un rato salimos a cenar y mañana de recorrida.

Le saqué una foto a un negocio de dulces. De morir...





Aquí algunas fotos de Estambul de noche:






Fuimos a un lugar donde después de cenar tomamos un tesito y me comí uno de esos dulces para regocijo de cualquier paladar.

Anoche me desmayé en la cama. Estaba muy cansado. Caminamos unos 20 km en total. Conocimos la iglesia de Santa Sofía, La mezquita Azul y el Palacio Topkapi. A la tarde fuimos en un barco a Turquía asiática navegando por el Bósforo. Visitamos 2 mezquitas, una realmente hermosa. Ahora vamos al Gran Bazar.








La última llamada del día. Son 5. Desde los minaretes llaman al pueblo a orar y muchos se dirigen a las mezquitas a tal fin.

El Palacio de Topkapi símbolo del poder de Constantinopla en la época de los otomanos.

Uno de los 3 imperios más grande de nuestra historia.


La Mezquita Azul es el templo más importante de Estambul.

Debe su nombre a la gran cantidad de azulejos azules en su interior. Es una fe las mezquitas más grandes con 6 minaretes. Cuentan que la mezquita de La Meca, la más importante del mundo islámico que ya tenía 6 minaretes para no quedarse atrás, construyeron un minarete más o sea un total de 7.



Por la tarde hicimos un crucero por el estrecho del Bósforo y visitamos parte de Turquía asiática. Conocí 2 mezquitas, la primera realmente linda.


Unos rezan, otros rezan y después duermen. Son realmente creyentes. Lo sienten de verdad. Donde sea que estén se paran a rezar. Pocos minutos. Una vez tomamos un auto para visitar una mezquita y el chofer nos pidió que quería unos minutos para rezar

...

Cuando escuchas las llamadas, se sienten de una mezquita a otra. Primero el canto de una y después la réplica de otra y así sucesivamente. Es un canto, la llamada a orar realmente conmovedor...




Aquí en mi habitación en el hotel:


Es un hotel muy chiquito que está en la parte vieja de Estambul. Muy bien ubicado. Todos los lugares de interés están cerca.

Hoy estuvimos en el Estambul moderno que es cruzando el Bósforo. Fuimos en unos tranvías eléctricos muy modernos con aire acondicionado. Ya nos manejamos bien en el tranvía y subte. Están bien adelantados a pesar de su historia que es muy rica sobre todo la del Imperio turco otomano...

Si es el tramway como lo llaman aquí

Los turcos son muy cordiales y no hay el mínimo problema de inseguridad.


El Palacio de Topkapi símbolo del poder de Constantinopla en la época de los otomanos.

Uno de los 3 imperios más grande de nuestra historia.


Ayer visitamos también el Gran Bazar. Es el bazar más grande y antiguo de Estambul. Con miles de puestos y muchos pasillos que lo cruzan donde venden no solo alfombras sino joyas y antigüedades y también ropa y souvenirs. Es como una gran Salada. La mayoría de baja calidad. No así las joyas y los tapices.




Luego tomamos un crucero para recorrer de nuevo el Bósforo durante 2 horas . De un lado Turquía europea y en el otro, una vez que atraviesas la desembocadura del Mediterráneo, Turquía asiática.



Por la tarde fuimos por el puente Galata bridge que atraviesa el estrecho Golden Horn a la Turquía moderna. Visitamos la torre Galata en el barrio de Beyoglu una de las más antiguas con una vista panorámica de Estambul. Luego recorrimos la principal peatonal del barrio de Taksin llena de locales comerciales.



Las joyas son auténticas. Las alfombras son preciosas. Necesitarías una billetera bien gorda...

Ayer fuimos nuevamente por la mañana al barrio de Taksin del lado del Estambul moderno. Tomamos un tranvía que son realmente muy buenos con aire acondicionado y te llevan por todo Estambul. Para recorrer este barrio que está muy alto esta vez no fuimos caminando, ya que el tranvía nos dejó en un funicular que no circula por el exterior sino por un túnel.


Este tranvía antiguo circula por la principal calle peatonal de ese barrio.

Recorrimos también el barrio de Beryoglu donde se concentran muchas galerías de arte.

Luego conocimos la mezquita de Suleiman el Magnifico que es realmente enorme. Data de mediados del siglo 16. Era el sultán otomano más poderoso que se haya conocido. En sus jardines está su tumba.



Las mujeres oran separadas de los hombres. Como en todas las mezquitas hay que sacarse los zapatos para poder entrar. Los visitantes separados de los parroquianos. Las mujeres (turistas) deben llevar falda larga, la cabeza cubierta y no pueden mostrar sus brazos. Los hombres con pantalones largos y si están con bermudas a la entrada de la mezquita te proveen de polleras...


Ayer por la mañana nos embarcamos rumbo al mar de Marmara para visitar las Prince's Island. Solo nos bajamos en la última de ellas Buyukada.

De una orilla se ve una ciudad tras otra durante kilómetros y kilómetros sobre el mar del lado de Estambul asiático. En la isla no se permiten vehículos a combustión, solo Mateos ,bici y triciclos eléctricos. Se ven grandes residencias, muchas de madera. Caminamos más de 12 km gran parte cuesta arriba para llegar al lugar más alto de la isla donde hay una vista panorámica. Regresamos en mateo, imposible volver hacerlo a pie.




Última noche en Estambul y broche de oro. Fuimos a la enorme plaza que está frente a la mezquita Azul. Coincidió en el último Domingo de Ramadán. Había miles de familias comiendo sentadas en el césped. Realmente un espectáculo único.


Sobre el RAMADÁN: Todos los años, los musulmanes de todo el mundo se anticipan al avistamiento de la luna creciente, la señal que indica el comienzo del primer día oficial del Ramadán, el noveno mes del calendario islámico y el más sagrado de la cultura islámica.


Una excursión fantástica, en una ciudad fantasma: Los alrededores del Gran Bazar, quedan desiertos después de su cierre por la tarde. Habíamos visto en internet un lugar calificado como imperdible - Se llama :


Tardamos en encontrarlo y más que increíble era fantasmagórico. Un corredor oscuro, muy oscuro, con la presencia inquietante de gatos negros. Luego unos locales de artesanos raros y al final una casa de té escondida:



Estambul es toda una experiencia., Sugerimos estar al menos 4 días para disfrutarla.

TODAS LAS FOTOS:




El video estrella:



15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo