top of page

VIAJE A LAS PROFUNDIDADES: Los Roques, Venezuela

Actualizado: 2 jun 2023

Se entiende que estas son mis sensaciones sobre experiencias. Subjetivas. Cada cual puede tener las propias.


VIAJE A LAS PROFUNDIDADES


Siempre hay algún motivo que nos lleve a elegir uno u otro lugar. Elegí Los Roques por consejo de una amiga, que me entusiasmó-soy fácil-con hacer buceo. Aquí en Buenos Aires, me conectó con un instructor que iba a darme las primeras clases teórico-prácticas y luego tendría que ir a algún lugar para obtener la credencial PADI. La práctica con este instructor, fue más que original. Estábamos en Mayo y él había rentado una pileta de un señor en Martínez. Yo pasaba por delante del dueño de casa que tomaba mate, vestido de buzo. Aprobé la primera parte del curso, entre la pileta y algunas clases teóricas. Reservé una posada en Los Roques y saqué un pasaje a Caracas, vía San Pablo. En el aeropuerto de Caracas, Maiquetía, me encontré con un conocido de otra amiga que me esperaba para cambiarme dólares a escondidas, porque estaba prohibido. Cambié 300 dólares y los Bolívares no me cabían en el pantalón. Este arbolito atento, me había reservado un pasaje en un vuelo local, directo a los Roques. Caracas no la conocí, ni de ida ni de vuelta.




Llegué al Gran Roque-la única isla poblada- después de 40 minutos en un avión a hélice. Allí me estaba esperando un ayudante la Posada La Corsaria para llevar la valija y las patas de rana hasta la posada. Esta era muy pequeña y amigable. Servían desayuno, luego una heladera-cooler le dicen- con comida riquísima para el mediodía y luego la cena, para todos juntos, alrededor de 10 personas. A eso de las 20 horas pasaba un encargado de las lanchas para tomar nota de los destinos de cada uno. A la mañana siguiente se salía desde el puerto hacia la isla elegida. Allí clavaban una sombrilla, te daban una silla y la heladera con hielo. -Lo pasamos a buscar a las 15 horas y Chau. En alguna isla estuve totalmente solo- hacía snorkel , heladera y a nadar. Las playas son extraordinarias.


Volviendo al motivo del viaje, pasé por el local del instructor de buceo. Para aprobar el examen serían 2 sumergidas. Quedamos para el otro día, temprano. Iba en la lancha con 3 brasileños-cuando son más de 2, siempre gritan-y el viaje fue a los asaltos y muy largo. Fuimos a Boca de Cote o algo parecido. El mareo que me agarró era de un borracho de campo. Todo mal, no pegué una. Encima, cuando tenía cerca los peces entendía que ese no era mi mundo. Pertenecía a ellos. Yo estaba con tanques de oxígeno , antiparas y patas de rana. Tremendo imitador.



Me subí a la lancha de regreso y el instructor me dijo que no había aprobado. No dormí en toda la noche. Me comuniqué vía mail con el instructor de Buenos Aires y me dijo que le pidiera otra oportunidad en un lugar más tranquilo. A la mañana fui , aceptó y lo vería al día siguiente para ir aun lugar cercano y con aguas tranquilas. Llegó el día y todo salió bien y obtuve mi carnet PADI. Estaba tan emocionado que brindé con todos en la cena. En especial con una chica de Kiev, que fue y será la mujer más hermosa que conocí y conoceré. Bailamos salsa juntos. Hablamos un poco en inglés . El novio también hablaba inglés. El resto de los días los pasé en las playas , disfrutando de ese paraíso.

ALTAMENTE RECOMENDABLE

Nota: Se mantiene activo el lugar. Es una isla separada de Caracas-.

Más fotos:


El sitio web de la posada La Corsaria:








19 visualizaciones1 comentario

1 commentaire


Rafael Alderoqui
Rafael Alderoqui
03 juin 2023

Ya quiero ir a bucear a ese paraíso .

J'aime
bottom of page