San Sebastián y Museo Guggenheim

Actualizado: 10 oct


Sin lugar a dudas, la mejor comida de España , la ofrecen en San Sebastián. EXQUISITA!!

Después detallamos dónde comer rico.

San Sebastián:


HERMOSA CIUDAD!!!!

Tradición y modernidad se funden en una de las zonas más especiales de la ciudad. Pasea por el Puerto pesquero y piérdete por las calles de la Parte Vieja donde en cada rincón huele a pintxos. Cruza el Boulevard y da un salto en el tiempo para aterrizar en el Centro de Donostia, recorre calles peatonales, y disfruta de unas horas de compras por sus tiendas y boutiques.



El Barrio Gros, es el de los pinchos!!!

La Parte Vieja se sitúa al pie del Monte Urgull, entre el puerto y el río Urumea, a un lado de la Bahía. Adentrarse en sus calles peatonales permite conocer el verdadero centro social de Donostia. Sus empedradas calles como la 31 de Agosto, que conmemora el incendio de ese día en 1813, están llenas de bares para poder disfrutar de los mejores pintxos de la ciudad. La Basílica de Santa María del Coro y la iglesia San Vicente son de gran atractivo e interés.

La Plaza de la Constitución, una de las más famosas de la capital guipuzcoana, también se sitúa en esta parte de San Sebastián, que es un lugar lleno de vida y el escenario protagonista de las fiestas locales más importantes como la famosa Tamborrada.

Al salir de la Parte Vieja por el extremo que da al mar, te encontrarás con una de las tradiciones vascas más arraigadas, el puerto y la vida que se desarrolla en el muelle. Lleno de barcos amarrados esperando la salida, rodeado de casas pesqueras y con restaurantes con sabor a mar. El Puerto de Donostia no ha perdido su esencia y es el lugar perfecto para conocer las raíces donostiarras. Y si quieres saber más sobre la relación de los donostiarras con el mar a lo largo de los siglos, visita el Museo Naval y el Aquarium.

Otra de las plazas que no pueden faltar en tu visita, es la Plaza Zuloaga. Aquí encontrarás el Museo San Telmo, donde podrás realizar un recorrido por la historia vasca y ver alguna de sus exposiciones. Un edificio del siglo XVI y ampliado en 2011 con un edificio vanguardista perfectamente integrado en las ladera del Monte Urgull . Y, precisamente, desde aquí puedes acceder a esta colina, uno de los pulmones de la ciudad, y recorrer la ruta que te llevará a descubrir los diferentes miradores, pasear por el Cementerio de los ingleses y llegar al impresionante Castillo de la Mota a los pies del Sagrado Corazón.



Bar Bergara: general Artetze 8- GROS

Los pintxos en general son muy buenos, pero la txalupa y el itxaso merecen mención aparte, deliciosos!


Bar Zabaleta: Zabeleta 49- GROS

Tortilla de papas de 10


Atari Gastroteka : C. Mayor, 18 (C. 31 de Agosto)

Solomillo, foie, carrillera, merluza... hay pintxos y raciones y se recomienda probarlo todo

Excelente!!


Borda Berri: C. Fermín Calbetón, 12

Los mejores pintxos de donosti. Risotto de idiazabal, carrillera, kebab, oreja... todo muy


GANDARIAS: C. 31 de Agosto, 23 / Abuztuaren 31 kalea, 23

La torrija: buenisima. El pincho de foie flipante y el de solomillo tambien tremendo.





MUSEO Guggenheim:

Magia en el Museo Guggenheim “Considerado como una pieza emblemática de la arquitectura y el diseño del siglo XXI”

Convertido en símbolo del nuevo Bilbao, el Museo Guggenheim Bilbao constituye uno de los proyectos culturales más ambiciosos del siglo XXI. Obra del canadiense Frank O. Gehry, el edificio es una fantástica estructura similar a un barco de piedra, titanio y vidrio.

El Museo Guggenheim cuenta con una colección propia y singular, al tiempo que complementa las colecciones del resto de instituciones Guggenheim. Los fondos del Museo cuentan con obras de algunos de los artistas más importantes de la segunda mitad del siglo XX, como Eduardo Chillida, Yves Klein, Willem de Kooning, Robert Motherwell, Robert Rauschenberg, James Rosenquist, ClyffordStill, Antoni Tàpies y Andy Warhol, por citar algunos.




La materia del tiempo (The Matter of Time, 1994–2005) permite al espectador percibir la evolución de las formas escultóricas del artista, desde la relativa sencillez de una elipse doble hasta la complejidad de una espiral. Las dos últimas piezas de este desarrollo están creadas a partir de secciones de toros y esferas que generan diferentes efectos en el movimiento y la percepción del espectador. Estas se transforman de forma inesperada a medida que el visitante las recorre y las rodea, creando una vertiginosa e inolvidable sensación de espacio en movimiento. La totalidad de la sala es parte del campo escultural: como ocurre en otras de sus esculturas compuestas por muchas piezas, el artista organiza las obras con determinación para mover al espectador a través de ellas y del espacio que las rodea. La distribución de las obras a lo largo de la galería crea pasillos de diferentes proporciones (anchos, estrechos, alargados, comprimidos, altos, bajos) y siempre imprevistos. En la instalación también hay una progresión del tiempo. Por un lado, el tiempo cronológico que se tarda en recorrerla y observarla de inicio a fin; por otro, el tiempo de la experiencia en el que los fragmentos del recuerdo visual y físico permanecen, se combinan y se reexperimentan.



AHORA EL SUPER VIDEO:




Videos de gente confiable:





Todas las fotos:







5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo